domingo, 8 de abril de 2012

Social Media y el mito de la caverna


Ritmo habitual de las empresas respecto al Social Media 

El hombre de la caverna no conocía el mundo exterior. Aquellos hombres no podían mover su cuerpo ni girar sus cabezas ya que desde niños estaban atados con cuerdas por las piernas y el cuello. Solo podían mirar hacia adelante las sombras que proyectaba el fuego sobre las paredes de la cueva. Si hablaban, el eco de la cueva reproducía un sonido ya imperfecto de sus voces y ellos podían pensar que eran las sombras las que les hablaban. Aquellos hombres estaban perdiéndose el mundo que se encontraba ahí arriba, por encima de sus cabezas.

Algo similar le ocurre a la empresa actual sin Social Media. Un destino sin una estrategia Social Media vive la misma realidad y desconocimiento que aquellos hombres de las cavernas. Cuando las organizaciones no disponen de estrategias de Social Media están perdiéndose un mundo maravilloso en el que pueden encontrar oportunidades, comunicarse con otros, aprender y compartir algo mas que sombras proyectadas por el fuego sobre las paredes de la cueva. Este hecho es importante en todos los sectores y se hace aún más especial en sectores como el sector turístico, donde emisor y receptor están separados, a veces por unos pocos kilómetros y otras veces por miles de kilómetros.

Cuando una organización decide dar el paso de ser social, de escuchar a los demás, de ofrecer soluciones a unas necesidades, de no solo fijarse en aquellas sombras, entonces esa organización comienza a tener su propia audiencia.

Tener una audiencia propia es sumamente importante porque ofrece a la organización el poder de controlar bajo determinadas redes sociales, algo muy valorado en una ciencia llena de factores sociales incontrolables, como es el marketing.
Las oportunidades que se ofrecen a través de una estrategia de Social Media bien desarrollada son increíbles y si se saben aprovechar los resultados son muy positivos.

No te dejes caer en las profundidades de la cueva junto a aquellos hombres. Experimenta el mundo, observa colores, siente el sol en tu cara, respira la brisa marina o el aire puro de la montaña y… ¡Comunícalo a una audiencia que te esta esperando! Se social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada